Juicios – Inicio Foros Juicios Penales Alerta por el aumento de los casos de espionaje a parejas a través de los móviles

Etiquetado: ,

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  editor hace 2 meses, 4 semanas.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
  • Autor
    Publicaciones
  • #62

    editor
    Jefe de claves

    La Fiscalía de Violencia de Género de Elche alerta del aumento de casos de espionaje a mujeres a través de apps, este es un claro ejemplo de que el espionaje a parejas a través de móviles se está convirtiendo en uno de los principales problemas legales, dentro de los delitos penales.

    Se ha detectado que los maltratadores hacen uso de estas aplicaciones para controlar a sus parejas, control que va desde utilización de aplicaciones para realizar el seguimiento por GPS, acceso a los mensajes recibidos a través de redes sociales como facebook o whatsapp, y también al histórico de llamadas tanto recibidas como realizadas.

    Desde la Fiscalía de Violencia de Género de Elche ha informado que en lo que va de año, ya se han dado dos casos en los que el presunto maltratador espiaba a su pareja a través de aplicaciones móviles sin el consentimiento de la víctima.

    Autoridades policiales y judiciales animan a denunciar cualquier indicio que se tenga que se está siendo víctima de este tipo de espionaje. Los casos son especialmente preocupantes entre los más jóvenes, quizás porque están mucho más habituados al uso de las nuevas tecnologías y pueden tener la percepción de que la instalación de este tipo de aplicaciones de espionaje no conlleva ningún tipo de problema legal, cuando no es así.

     

    Chantajes y extorsiones por ex parejas

    En relaciones donde ha existido un alto nivel de violencia suelen presentarse los chantajes o extorsiones que atenten contra la seguridad de alguna de las partes. Normalmente el detonante radica en el control que pudo haber existido durante el periodo de relación, apareciendo un sentido de pertenencia exclusivo del posible agresor.

    Durante el proceso de ruptura se hacen más evidentes la aparición de extorsiones que, en consecuencia, afecta solo a una de las partes involucradas. Los celos son fundamentales para que pueda darse inicio a tal hecho, siendo las fuentes y registros de informaciones privadas la forma más usada para dar inicio a posibles chantajes y extorsiones con tal de controlar y mantener a la víctima bajo dominio constante.

    En todo inicio de una relación se evidencian ciertas características que deben ser tomadas en cuenta para poder llevar a cabo acciones que prevengan este tipo de problemas que sean altamente perjudiciales. Una persona toxica sin duda ya habrá empleado las mismas estrategias en relaciones anteriores, que por consecuencias han terminado de la misma forma.

    El uso de identidades creadas para llamar la atención es casi de dominio total en personas con un historial basado en este tipo de delitos. Su forma más común para crear chantajes y extorsiones está ligada al dominio de fotografías o vídeos comprometedores que no deberían salir a la luz pública en ninguna de sus formas.

    Para un agresor en esta modalidad, es fácil deducir que no es la primera vez en la que se ve envuelto en este tipo de situaciones. Es posible que tenga ideado que hacer para poseer o crear este tipo de imágenes que al final serán su forma más directa dentro del chantaje que desean realizar de ser necesario.

    Existen parejas, que sin darse cuenta en las consecuencias acceden a realizar vídeos durante sus actos sexuales dentro de los parámetros de algún fetiche que puedan compartir, del mismo modo pueden poseer una amplia gama en fotografías sin pensar en lo delicado que puede ser en el futuro y los posibles problemas que tengan que presentar de darse una ruptura dentro de la relación.

    También existe la posibilidad en donde una de las partes hace un registro documental anónimamente para poder, en algún momento, hacer uso de estas imágenes y proceder en un acoso mediante chantajes para evitar que la víctima se aleje y que siga dependiendo enteramente de las decisiones de su agresor. Es importante dirigirse a las autoridades pertinentes y levantar las denuncias necesarias desde el mismo instante en que se es presentado tal problema. Esa será la única forma en la que se pueda luchar contra crímenes de chantajes y extorsiones en violencia de género.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.